Autocaravanas de ocasión - JM Caravaning

En ocasiones, necesitamos que nuestras vacaciones sean diferentes a las vividas hasta el momento. Una buena forma de hacerlo es comprar una autocaravana de ocasion. Si eres un verdadero viajero, es la mejor opción para hacer kilómetros y kilómetros viajando de manera cómoda y segura, sin que nadie distribuya el tiempo por ti, tu eres el que decide cuando seguir el viaje y cuando parar, sin prisas, relajadamente.

Una autocaravana es una combinación de medio de trasporte y vivienda. Una casa rodante que cumple con todos los requisitos para obtener el máximo confort, como si estuviéramos en casa: nevera, congelador, calefacción, amplias camas, cocina, baño, ducha con agua caliente, etc.

A la hora de decidirnos a comprar una autocaravana, también debemos tener en cuenta el número de plazas permitidas para poder viajar, y las plazas para dormir, ambas cifras no tienen porque coincidir. Puede que en la autocaravana puedan viajar dos o tres personas, pero puedan dormir siete. En otros casos, la parte de la vivienda es para dos, y la parte para viajar puede tener tres asientos.

Tipos de autocaravanas

No todas son iguales, se clasifican según su distribución interior, aunque también se clasifican según el tipo de acoplamiento con el chasis. No hay que confundirlas con las caravanas, que son remolques, las autocaravanas se autopropulsan.

Capuchina- Tiene una prominencia en la parte superior delantera, por dentro es la cama.

Perfiladas- La estructura es parecida a la anterior, pero no tienen la protuberancia encima de la cabina. Suelen caber menos personas, ya que su tamaño es más reducido.

Integrales- Todo el conjunto de la vivienda y la cabina está integrado, está montada sobre el chasis. La cabina no está separada de la vivienda.

Extensibles- Tienen módulos laterales que se extienden, de esa manera se gana anchura interior y se hace más amplia.

Cada usuario de autocaravanas tiene que elegir el tipo que mejor se adapte a sus necesidades. Por norma general, las capuchinas suelen ser utilizadas por familias con niños, porque cuentan con más camas. Las perfiladas y las integrales las suelen utilizar parejas que viajan solas o acompañadas de alguna otra pareja de adultos.